domingo, 25 de octubre de 2009

EL PELIGRO DE ALGUNOS JUGUETES

Menudo susto nos llevamos ayer. Y todo quedó en eso, en un susto, pero pudo haber tenido consecuencias más graves. Los sábados son días que aprovechamos para poner orden en casa y hacer la compra, así que hasta que salimos, la peque suele estar jugando o durmiendo en su parque. Ayer la habíamos dejado allí mientras limpiábamos un poco y la dejamos con (entre otros juguetes) un pingüino de goma que siempre nos había parecido inofensivo y apto para ella. Pues al rato yo escuché desde el baño el sonido típico que hace Alicia cuando está comiendo algo que la gusta (una especie de "Mmmmmmm!") y acto seguido me preguntó David si la había dado algo de comer. Como respondí negativamente, nos acercamos a ver y lo primero que me dice David es "Se está comiendo al pingüino". Aparte de haberle arrancado las patas, la cabeza y parte de la cola, tenía un trozo enorme del pobre juguete metido en la boca. Menos mal que la pillamos cuando todavía lo estaba saboreando y que aparentemente no había intentado tragar, porque las probabilidades de asfixia hubieran sido importantes. El susto no fue a más (salvo buscar los trozos del bicho repartidos por el parque para tirarlos) pero ya nos dejó la preocupación de que hay que tener mucho cuidado con lo que se le deja a un niño, sobre todo cuando ya ha desarrollado algo de habilidad manual y cuenta con dientes capaces de cortar algunos materiales aparentemente sólidos. A saber que más sustos nos esperan con ella o con su hermana en el futuro. Porque sustos, seguro que habrá muchos, y ojala se queden solo en eso.

5 comentarios:

Patry dijo...

madre mia que peligro!!! Alba esk no suele entretenerse con los juguetes pero tb nos ha asustado mas de 1 vez.Menos mal q solo fue un susto.un besazooo

Simplemente yo dijo...

Menudo susto!! con estos niños no hay quien esté a salvo. Anoche estabamos durmiendo en casa de mi madre y a la niña se le escapó el pipí y se nos había olvidado ponerle la funda al colchón. Le armamos en un momento la cuna de viaje y la pusimos al lado de la cama de mi madre que es mas grande. A media noche la niña ha pegado un salto desde la cuna a la cama de mis padres en plancha!!! todavía no sabemos como, puesto q la red es demasiado pequeña para poder meter los pies y el barrote de arriba demasiado alto par que se pueda impulsar.

Por mas ojos que tengamos siempre se nos escapa algo.

Besitos

Straja dijo...

Bufff, si es que mira que tengo yo poco experiencia aún en este mundillo, pero me da terror que me pase alguna cosas de estas. Pero claro, es que por mucho cuidado que tengas, puede surgir algo de peligro en un segundo de despiste...

No sé como lo hacían antaño nuestros padres la verdad, cuando no había tantos objetos de protección ni tanto control a los juguetes y aún no nos pasaba nada...

Saludos!

Espe dijo...

Hola guapa,

Pues mira, no se si sera el mismo pinguino o no, pero nosotros seguimos teniendo el TUX, el de Linux. Vino a vernos una amiga con su bebe de la edad de tu Alicia y la deje TUX por inofensivo... De repente le solto un trisco tremendo, que le arranco la panza al pinguino y se lo quitamos enseguida.

Pero vamos, que fue lo mismo, un juguetito inofensivo la parecio apetecible :)

Ahora lo tenemos en el salon con trisco incluido como recuerdo y la peque sigue tan sana.. y tan salva.

Espe

Marisa dijo...

Pues si, por cien ojos que tengas y por cuidado que pongas, los peques se las arreglan para poner en práctica el lado arriesgado de las cosas. Así que lo mejor es no dormirse en los laureles ni perderles de vista pero tampoco sobreprotegerles, que tienen que aprender por experiencia :-)