viernes, 23 de mayo de 2008

lunes, 19 de mayo de 2008

UN FINAL... Y UN NUEVO COMIENZO

Si, por fin puedo decirlo, mi embarazo ha concluido y ya tengo a mi hija en casa. Ahora mismo estoy demasiado liada para contar punto por punto como ha ido todo. Baste decir que todo salió bien, mi niña es una preciosidad (que va a decir una madre:-), y muy pronto tanto su padre como yo contaremos con detalle la experiencia aquí, cada uno desde nuestro punto de vista. Y mientras, recrearos con la foto que puso David ayer de nuestra hija.

domingo, 11 de mayo de 2008

SALÍ DE CUENTAS PERO ESTO NO AVANZA

Hace ya dos días que salí de cuentas, pero por lo visto, con esto que el tiempo ha cambiado y se ha puesto a llover, Alicia ha decidido que no sale y que no sale. Y a ver quien es el guapo/a que la convence. Su padre tan tranquilo (mientras esté dentro, no hay peligro de que nos la olvidemos en el super, dice) y yo cada día con más ganas de tenerla en brazos (aunque después me pase los próximos 30 años diciéndola: "hija, ya podías haberte quedado dentro un poco más, porque mira que saliste llorona" o alguna cosilla así:-) De momento en la última revisión me dijeron que esto estaba muy verde todavía, y que paciencia, mucha paciencia. Tampoco me puedo quejar, que esto me está permitiendo rematar cosas que había dejado para última hora (ITV del coche, chaleco de David, etc.), cosas que si se adelanta un poquillo no hubiera podido hacer. Yo, de momento, ya la he dicho "hija, ya que no quisiste salir el viernes, esperate al menos hasta el lunes, que esta noche ponen la peli del coche fantastico y me gustaría verla". Como salga con un caracter como el mío, que me encanta llevar la contraria, me encuentro con contracciones aceleradas a las siete de la tarde. Ya veremos :-)

jueves, 1 de mayo de 2008

RECTA FINAL

Ya ha llegado Mayo, mes que espero nos cambie la vida por completo. Se puede decir que ya está todo preparado para la llegada de Alicia (tanto psicológicamente como materialmente) y ya hasta me despierto varias veces por la noche (bueno, hay que confesar que lo que hago realmente es ir al baño, lugar donde me paso metida ahora la mitad del día). La ropita está colocada en el armario (he tenido que guardar en dos maletas toda la ropa para mayores de 6 meses porque esta niña tiene ya más ropa que su padre y yo juntos), el cochecito está montado, la bañera preparada con jabones, champús, geles, cremas, aceites, termómetro, esponja, etc (caray, que de cosas hacen falta para tener limpio a un bebé), la cuna ya está vestida, y por fin tengo hecha la maleta. Además,ayer nos llegaron los pañales reutilizables de los que ya hablé hace tiempo, y de momento me han parecido muy aceptables. Son de algodón orgánico (lo que previene alergias), con un absorbente extra para la noche o para cuando sea más mayor y un forro desechable que recoge la caca sin manchar demasiado el pañal. Estuve jugando con las posibilidades del pañal ayer por la tarde y comprobé lo fácil que era convertirlo en un pañal para todas las tallas, desde uno chiquitín hasta otro enorme, apto para muchísimo tiempo. No se si terminaré encantada de la decisión o si al contrario acabaré hasta el gorro de ellos, pero de momento me gustan (espero que a Alicia le vayan bien). Y acabo de comprar una cuna de viaje (regalo de los abuelos paternos) que me va a venir superbien para cuando me reincorpore al trabajo tener allí a la peque conmigo. Y por tener, hasta tengo ya terminado el vestido de bautismo, que ya casi creía que no me iba a dar tiempo en clase de corte y confección.
Ahora solo espero que venga dentro de fecha y no se retrase demasiado. Ya tengo ganas de tenerla en mis brazos.