jueves, 25 de agosto de 2011

AL BORDE DEL INFARTO

Así me quedé yo ayer cuando pasé por la librería donde tengo encargados los libros de Alicia.
La librería está debajo de casa de mis suegros, y solemos ir allí porque siempre nos han conseguido lo que buscábamos y además hacen un 5% de descuento en todos los libros, cosa importante para la economía. Pero para lo que yo no estaba preparada era para el susto tremendo que me llevé cuando la señora consultó mi lista y me dijo: "Sí, ya los tenemos y son más de 120 euros" (Nota: Del susto soy incapaz de recordar la cantidad exacta, pero sí, es algo más de ese dinero)
Yo me quedé alucinada, dudando entre si era una broma, si se habría equivocado de lista o si pretendía atracarme por las buenas. Pero no, el precio es el real, por 7 libros para una niña que no sabe ni leer ni escribir (aunque lo de leer te puede engañar con los libros de Teo. Se los hemos leído tantas veces que a estas alturas se los sabe casi de memoria y muchas veces ella solita se pone a "leer")
Me quedé recordando mi primer (y único) libro para primero de preescolar. Seguro que no les costó a mis padres el equivalente a las 20.000 pesetas de entonces. Ese libro está aún en mi poder (ahora mismo en la estantería de libros de mis hijas) porque es una pequeña joya preciosa: El Silabario Disney. Con ese libro aprendí a leer y a escribir y seguro que no me hizo falta más que un montón de hojas de papel donde pintar y empezar con las primeras letras y números, junto con un lápiz y una caja de pinturas.
Más vale, le decía ayer a David, que al terminar el curso la niña hable en latín y escriba en árabe, porque con el precio de los libros (material escolar aparte) es lo menos que te esperas que vaya a suceder.

2 comentarios:

Vivi de MamásyBebés dijo...

tu sola? yo te leo y ya aluciné 2 veces.

si, una exageración, no se que traen en la cabeza los colegios...

Marisa dijo...

Una pasada, la verdad Viviana. Y eso que por las listas que he leído en tu blog de lo que le has tenido que comprar a Sofía, al menos el material escolar aquí no va a ser tanto. Pero es que parece que los colegios quieren que los niños salgan con la licenciatura debajo del brazo ya en el primer curso. Espero que al menos lo aprovechen